Llobregat Digital

Dilluns, 20 de novembre de 2017
  • Troba'ns al Facebook
  • Segueix-nos al Twitter
  • Segueix-nos al YouTube
  • Segueix-nos al Google Plus
  • Subscriu-te als titulars per RSS
Eduardo Reyes

Eduardo Reyes

Cervelló. Diputat al Parlament de Catalunya per “Junts pel Sí”.


Divendres, 13.10.2017 15:00h

“No sé tú, pero yo siento vergüenza de que en mi carnet ponga, que soy español”


Comentaris Cap comentari    
   
Dolent Fluix Bo Molt bo Fabulós
carregant Carregant





Desde el pasado día uno de octubre siento una angustia y una impotencia igual que cuando tienes una pesadilla en la que ves que la gente necesita tu ayuda y no puedes hacer absolutamente nada por ayudarla.

A las cinco de la mañana me dirijo al colegio con mi mujer, mi hija y mi yerno, que alegría… veo a una cincuentena de personas que ya están allí formando pequeños corrillos hablando de… ¿cómo ira el día, que pasará? Un pequeño nudo en la garganta, un nudo que irá creciendo a medida que pasan las interminables horas.

Hay que esperar cuatro horas, a que abra el colegio electoral, vamos a ver el amanecer más largo de nuestras vidas, los minutos no pasan. Llevamos bocadillos y bebidas porque no pensamos irnos después de votar, La gente que vive más cerca ha llevado mesas, termos de café, leche caliente y pastas.

Solo conoces a unos cuantos pero parecemos una gran familia, todo para todos. Se va abriendo el día, todos tenemos el móvil cargado porque tenemos familiares y amigos en otros colegios que te explican en todo momento como van sucediendo los acontecimientos en los otros colegios y eso, era peor que estar esperando a que vinieran los que temíamos que vinieran.

En mi colegio como en tantos otros, los mayores éramos los más madrugadores, pero pronto empezó a llegar cantidad de gente de todas las edades, gente que no quería perderse este momento de la historia en que los acontecimientos podían ser dignos de vivirlos y no de que te los contaran.

Antes de las ocho de la mañana ya había en la puerta del colegio más de mil personas y así se mantuvo durante el resto del día hasta casi las diez de la noche. Los teléfonos empiezan a dar comunicados, empiezan a llegar mensajes con fotos y videos de otros colegios a los que ha entrado la guardia civil y policía nacional.

Ya estábamos nerviosos y los nervios se transformaban en impotencia, en indignación, en lagrimas, en mala leche contenida y al mismo tiempo en disimulo para que aquellos a los que no les llegaran esas noticias, no perdieran el ánimo, no vieran con horror, como la policía pegaba a todo aquel que se ponía entre ellos y las urnas, a ciegas, no importa que sean mayores, jóvenes, mujeres hombres, es igual “a por ellos” con una desproporcional violencia digna de un animal.

No puedo creer que alguien con la más mínima dignidad pueda hacer lo que estaba haciendo la Guardia Civil Con personas que lo único que querían, era expresar a través de una papeleta, su voluntad ante un problema político, que el gobierno de esa España libre (es un decir) no ha sabido ni ha querido defender, ni hablar del tema.

Si ahora me preguntaran… ¿que pone en tu DNI? la respuesta seria… esclavo de un estado opresor y dictatorial que pega a los ancianos y ancianas que están hartos de la dictadura franquista y quieren votar.

He vivido durante muchos años de espaldas a la política, (que gran error) he votado siempre un socialismo que nunca ha existido, que bien engañó Felipe a tantos millones de españoles que se sentían orgullosos de ser españoles, porque no sabían que Felipe estaba puesto ahí, por los mismos que estaban puestos por la derecha española, que arte haciendo política, una política que nadie podía comprender , solo nos enseñabas la luz, pero nunca la sombra que se escondía detrás de Isidoro, sí, Isidoro, el nombre que te puso Carrero Blanco sacándote de la falange y disfrazándote de socialista.

Un socialista que durante su mandato que duró 12 años no tuvo la más mínima duda en seguir financiando la fundación franco, que contradicción ¿no? Aquel que parecía que si te pillaba, te mandaría fusilar. Que teatro más bien montado, te ganaste la confianza de más de 12 millones de españoles para hacerles tragar más y más dictadura, esta vez aterciopelada.

En mi pueblo no intervino la guardia civil ni la nacional, pero es como si lo hubiera hecho, el dolor y la indignación se reflejaba en la cara de las personas que estaban allí viendo como pegaban a sus amigos compañeros o familiares que estaban en otros pueblos.

Al mismo tiempo veíamos manifestaciones de otros sitios de España, como Córdoba o Sevilla, o Bilbao Valencia Murcia y muchos otros sitios de Europa que apoyaban al pueblo catalán. Cada día en cada movimiento del Estado español crece el movimiento independentista.

Acaba el día, los votos del sí superan en un 89 por ciento a los del no, son las 10 de la noche y los jóvenes dicen de ir a cenar para celebrar la aplastante victoria del referéndum “que no se iba a celebrar” cuando pasamos por delante de casa, mi mujer y yo, nos miramos y decidimos dejar que los jóvenes fueran solos, estábamos muy cansados.

Llegamos a casa y pusimos la tele para ver como se había desarrollado el día. No pudimos aguantar las imágenes, Pena rabia, lágrimas de dolor y tristeza es todo lo que nos daban aquellas imágenes, recuerdos de aquella dictadura que sigue viva.

En los días siguientes he querido ver las noticias de otros canales estatales. ¿Cómo es posible que no se vea la realidad de lo que pasó? ¿Cómo es posible que algunas cadenas, casi todas, omitan las fotos y videos de la realidad de lo que pasó? ¿Y cómo es posible que no hagan caso de la prensa extranjera?

Como se atreven a decir que la sociedad catalana es violenta, como se puede ser tan cínico y decir que hay más de cuatrocientos policías heridos. ¿Alguien puede creer que dos millones de personas, personas dispuestas a ser violentas pueden ser reducidas por diez mil policías? ¿Donde están los partes médicos de esos heridos? Sin embargo sí hay partes de las más de novecientas personas heridas por la policía, con fotos y videos que lo prueban.

Lectures 305 lectures   comentari Cap comentari   Enviar article Envia
  • Technorati
  • Delicious
  • Facebook
  • Twitter
  • Google




Comentaris


No hi ha cap comentari




Comenta

El comentari s'ha enviat correctament

  Previsualitza

La direcció de Llobregat Digital es reserva la no publicació d'aquells comentaris que pel seu contingut no respectin les normes bàsiques d'educació, civisme i diàleg.
Signi amb el seu nom i no suplanti identitats. La IP dels usuaris queda registrada.
giny giny

Butlletí

Subscriu-te

Correu electrònic
     
avís legal
En compliment de la Llei de Serveis de la Societat de la Informació i de Comerç Electrònic i de la Llei Orgànica de Protecció de Dades us informem que si no desitgeu continuar rebent el nostre butlletí informatiu, us podeu donar de baixa de la nostra base de dades a través d'aquest formulari.

giny giny